COMUNICADO SOBRE EL OBSERVATORIO DE LA CARTUJA

COMUNICADO SOBRE EL OBSERVATORIO DE LA CARTUJA

La Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias expresa su preocupación por las obras de acondicionamiento que se han realizado en el Observatorio de Cartuja, situado en el Campus universitario del mismo nombre, actuaciones éstas que han sido objeto de diversas y preocupantes noticias publicadas en prensa durante las últimas semanas.

El Observatorio de Cartuja es una institución científica de tradición centenaria en esta ciudad y uno de los pocos establecimientos de esta naturaleza que se conservan en España. Fundado en 1902 por la Compañía de Jesús en las inmediaciones del Colegio Máximo de Cartuja, desarrolló a lo largo del siglo XX trabajos pioneros en los campos de la Astronomía, la Meteorología y la Sismología; aunque esta labor, como lamentablemente ha venido pasando en nuestro país, pasara casi desapercibida para la opinión pública local y quedara circunscrita al reducido ámbito de los equipos científicos que ejercían estas labores en España y en muchos otros institutos europeos. De hecho, los logros alcanzados por el Observatorio de Cartuja en el campo de la sismología fueron reconocidos internacionalmente desde fechas muy tempranas. Esta discreta, continuada y fructífera labor permitió que a lo largo del siglo XX se engrosara su patrimonio con instrumental científico muy diverso, publicaciones propias y una nutrida biblioteca, fruto del intercambio con otras instituciones españolas y de otros muchos países del mundo. Todo ello se había conservado hasta fechas muy recientes en el propio edificio del Observatorio, que también constituye en sí mismo un espacio digno de conservarse en su integridad original.

Tales valores han sido públicamente reconocidos por la propia institución universitaria, que incluyó buena parte de este instrumental en el catálogo de patrimonio científico y tecnológico existente en la Universidad de Granada y promovió, en el marco de la celebración del centenario, estudios y encuentros científicos orientados a la puesta en valor de la trayectoria científica del Observatorio y de su patrimonio histórico. Es más, el propio Rectorado impulsó en 2007 la conversión del Observatorio y de todo su legado en un nuevo espacio museístico de la propia Universidad, convocando un concurso y adjudicando un proyecto inexplicablemente olvidado desde entonces.

Hay que recordar que la Universidad de Granada desarrolló desde la década de 1960 una estrecha colaboración con el Observatorio, siendo éste el germen del que surgirían dos prestigiosas instituciones científicas (Instituto Andaluz de Geofísica, e Instituto de Astrofísica de Andalucía) que actualmente son las herederas de una labor centenaria. Finalmente, la propia Universidad acabó convirtiéndose en propietaria de las instalaciones en virtud del convenio suscrito con la Compañía de Jesús, asumiendo así la responsabilidad de custodiar un legado científico excepcional en un doble sentido.

La remodelación acometida actualmente para convertir la planta baja del edificio en despachos compromete seriamente la integridad de este legado y hace inviable cualquier proyecto futuro de uso cultural. Las obras ejecutadas no solo han destruido el ambiente original de un edificio concebido para la ciencia, sino que han supuesto un serio deterioro de su patrimonio, del que sólo permanecen dos valioso telescopios en la planta alta, sin protección alguna durante las obras, en tanto que otras muchas piezas y documentación han sido trasladadas, sin que se sepa exactamente dónde se encuentran y sin que exista la certeza de que el proceso se haya realizado con las suficientes garantías de integridad y respecto para con un patrimonio catalogado.

La Real Academia quiere hacer constar expresamente que el actual equipo rectoral no ha decidido ni promovido estas obras de acondicionamiento, pero quizá tenga la oportunidad de reconsiderar decisiones anteriores, que en nada benefician al patrimonio histórico de esta ciudad. Por todo ello, esta Real Academia de Bellas Artes quiere solicitar a la Excma. y Magnífica Rectora de la Universidad de Granada que se reintegre a las instalaciones del Observatorio todo el instrumental científico, mobiliario y documentación desplazados con motivo de las obras, se asegure su custodia y adecuada conservación y, cuando la situación presupuestaria lo permita, se aborde la musealización de este espacio emblemático. Tenemos la firme convicción de que ello redundará en el mayor prestigio de esta Universidad y en el enriquecimiento de la oferta cultural de la ciudad de Granada.

Dado en Granada, Palacio de la Madraza, a 19 de marzo de 2016

La Junta de Gobierno de la Academia de Bellas Artes de Granada