online casino for 1 red stag casino no deposit bonus codes 2016 casino l aliança del poblenou rambla del poblenou barcelona ruleta online gratis demo casinos minimo deposito 4 euros 2020

‘Actualidad’

COMUNICADO DE LA COMISIÓN DE MONUMENTOS RELATIVO AL PROYECTO DEL PASEO DE ROMAYLA

30 marzo, 2021

COMUNICADO DE LA COMISIÓN DE MONUMENTOS RELATIVO AL PROYECTO DEL PASEO DE ROMAYLA

 

En septiembre de 2020, con motivo de la inminente adjudicación del proyecto de intervención pública en el denominado Paseo de Romayla, la Real Academia de Bellas Artes de Granada hizo público un comunicado donde exponía sus objeciones sobre el método seguido y sobre las características del paseo peatonal proyectado. Confiábamos en que nuestras aportaciones críticas permitirían abrir un necesario debate que contribuyera a mejorar el resultado final de la intervención prevista, que tiene como escenario un territorio especialmente frágil y simbólico a los mismos pies de la Alhambra. Sin embargo, el posicionamiento al que la Academia está obligada no ha sido correctamente interpretado desde algunas instancias, considerándolo como una obstrucción y un boicot a un parque público que contribuiría a la mejora de la ciudad.
La Academia considera necesaria y urgente la recuperación como bien patrimonial de la ribera izquierda del río Darro al pie de la Alhambra que evite su continua degradación y que permita la salvaguarda de sus valores históricos, ambientales y paisajísticos. En ningún momento se ha opuesto sin más a cualquier tipo de intervención, como si la única alternativa al proyecto presentado por el Ayuntamiento de Granada fuese condenar a este privilegiado espacio a seguir abandonado a su suerte; antes al contrario, entiende que es urgente intervenir y que es deseable hacerlo con otros planteamientos. Por este motivo, la Academia desea ofrecer a la sociedad y a los responsables técnicos y políticos algunas reflexiones e ideas que ayuden a alcanzar una solución idónea.
Habría que considerar, en primer lugar, si el uso al que se quiere destinar este territorio —un paseo peatonal y toda la suerte de infraestructuras y servicios que implica— es o no aconsejable. La zona situada al pie de la Alhambra, que debió de ser segregada de ese conjunto en momento histórico no precisado, ha mantenido históricamente el carácter de territorio privativo que no debería perderse, con independencia de que se articule adecuadamente su disfrute público y se establezcan itinerarios que permitan la estancia y circulación de personas a todo lo largo de la ribera. En este sentido, la denominación del proyecto como Paseo de Romayla no parece ser la más adecuada por lo que trasluce de alteración del carácter histórico de la zona, sino que se debería hablar de la recuperación del antiguo paisaje de cármenes al pie de la Alhambra y habilitar, por ello, una visita regulada y selectiva, ya que no se trataría de un parque sin más, sino de un espacio patrimonial de uso público.
Como ya se expuso en el anterior comunicado, la preservación de los valores históricos del lugar exige una adecuada y exhaustiva investigación previa, que evite destrucciones u ocultaciones y posteriores sorpresas, que siempre se acaban traduciendo en paralizaciones, retrasos y sobrecostes de la obra que a la postre pagan los ciudadanos a través de sus impuestos. Antes de proyectar es necesario saber exactamente lo que hay para poderlo valorar adecuadamente: saber qué restos quedan de los cármenes, jardines, molinos y estructuras

hidráulicas con el fin de que se puedan integrar como bienes patrimoniales; conocer con exactitud el trazado o los distintos trazados históricos de la acequia de Romayla es imprescindible porque en buena medida la recuperación y valoración de esta estructura hidráulica debería ser uno de los principales hilos conductores del proyecto.
La intervención en curso no debiera quedar circunscrita al espacio delimitado por el proyecto de paseo peatonal, que abraza solo las parcelas de los cármenes del Granadillo y de las Chirimías y la del molino de papel, sino que debería ampliarse hasta el acueducto, las ruinas de los molinos ubicadas en sus entornos y el arranque tradicional de la cuesta del Rey Chico o camino de Fuentepeña, contemplando todo este conjunto en un único proyecto.
Al considerar que la finalidad prioritaria de la intervención ha de ser recuperar para disfrute público el patrimonio histórico existente, en vez de concebir el lugar como mero soporte de un futuro paseo de nuevo diseño, inevitablemente han de ponerse en cuestión diversos criterios de actuación contenidos en el proyecto. No hay ninguna razón, por ejemplo, para introducir diseños de jardines extraños a la tradición local, máxime cuando existen documentos gráficos de los jardines que allí hubo y cuya rehabilitación tiene mucho mayor sentido que la introducción de formas y disposiciones ajenas.
El recurso a muros y estructuras de hormigón armado, con independencia de que luego se revistan de otros materiales, no tiene una verdadera justificación. Los muros de mampostería que actúan por gravedad han funcionado desde tiempos inmemoriales y no existe razón para que no se sigan utilizando en concordancia con lo existente, mucho de lo cual sin duda puede repararse y aprovecharse. Este tipo de estructuras hechas con materiales tradicionales han resistido siglos, mientras no está probada la longevidad de las estructuras de hormigón armado. Más bien estas, en el escaso siglo de su existencia, han dado sobradas pruebas de una mala durabilidad, tanto por corrosión de las armaduras como por alteraciones de algunos de sus componentes. De los morteros de cal, existen más de dos mil años de experiencia y probada pervivencia cuando están bien ejecutados. El ampararse en una normativa oficial que exima de responsabilidades al proyectista no justifica un abandono de otras técnicas más acordes con el lugar y el entorno y cuyo comportamiento estático puede igualmente asegurarse.
La seguridad frente a posibles caídas desde una parata a otra puede lograrse con sistemas que no sean necesariamente barandillas cuyo diseño pueda incidir negativamente en la percepción del lugar. El vidrio no es material inocuo; produce reflejos que pueden incluso ser desagradables y su ensuciamiento requiere de un mantenimiento continuo. Para garantizar la seguridad bastaría con apartar la zona de tránsito accesible a los peatones de los bordes de los muros de contención mediante zonas ajardinadas o setos y barreras vegetales, limitando a zonas muy puntuales posibles accesos al borde del muro, protegidas con antepechos de fábrica o barandillas de diseño sencillo.
Plantear la construcción de un ascensor con toda la infraestructura que comporta tampoco se justifica, cuando existen otras alternativas menos agresivas visualmente, que no alteran el terreno natural y que además evitarían la necesidad del mantenimiento de una instalación cuya continuidad resulta, cuando menos, problemática, si además no existe un control y vigilancia de su uso.

Elemento crucial en este proyecto lo constituye el llamado hotel Reuma, cuyo negativo impacto en el lugar y en la contemplación de la seguramente más importante perspectiva de la Alhambra resulta indispensable abordar. El hecho de que una parte de la población se haya habituado a verlo y lo contemple con indiferencia o incluso con cierto aprecio no puede hacernos olvidar que constituyó en su momento una fuerte agresión para el conjunto monumental de la Alhambra que, sin duda, se pudo perpetrar y se ha podido perpetuar por la falta de conciencia y de adecuados mecanismos de protección. Pero las circunstancias actuales ya no justifican la pervivencia de este hecho lamentable. Resulta irónico que cuando exigimos la posible reversibilidad de nuestras intervenciones en el patrimonio (así lo exige la ley) para garantizar que no sufran un daño permanente causado por nuestras acciones, no se aplique esa reversibilidad en este caso, cuando es perfectamente factible.
El llamado hotel Reuma se construyó sobreelevando la edificación existente del antiguo carmen de las Chirimías. Agravando el desproporcionado aumento del volumen del edificio, este se remató con una cubierta de cinc con formas que emulaban las construcciones centroeuropeas del siglo XIX, ya en ese momento un tanto trasnochadas, y que resultan sumamente disonantes en el lugar. A todo ello se suma una precaria calidad constructiva que obligaría a actuaciones seguramente desproporcionadas para rehabilitarlo. No debe olvidarse que parte de la muy limitada aceptación de su actual existencia se debe sin duda al aspecto de abandono que hoy presenta, que permite una cierta mimetización con el entorno, pero que se verá irremediablemente alterado en cuanto se restaure, lo que provocará sin duda el resurgimiento y la acentuación de su impacto negativo.
Parece lo más aconsejable reducir el volumen del edificio tratando de recuperar su aspecto anterior. No se trataría de rehacer exactamente lo que hubo, que además fue cambiando en el tiempo, sino de dejar una construcción más pequeña que quede mimetizada en su entorno, eliminando todo protagonismo que pudiera entrar en competencia con la torre de Comares, que se yergue prácticamente en su vertical. En una palabra, debemos buscar que exista equilibrio, armonía y diálogo controlado entre el patrimonio cultural y cualquier nuevo elemento, haciendo todo lo que sea necesario, pero siempre lo menos posible.
Finalmente debemos enfatizar que la modernidad no tiene necesariamente que expresarse a través de formas y materiales disonantes e incluso agresivos, sino más bien mediante una nueva lectura, entendimiento y uso de los bienes patrimoniales en concordancia con nuestro tiempo y con la valoración que hoy se hace del patrimonio histórico como un legado del pasado que estamos obligados a conservar y transmitir.

En Granada, Palacio de La Madraza, 25 de marzo de 2021
EL PLENO DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE GRANADA

PROYECTO DE INTERVENCIÓN PÚBLICA EN EL PASEO DE ROMAYLA

30 septiembre, 2020

Real Academia de Bellas Artes de Granada

Proyecto de intervención pública en el Paseo de Romayla

 

En noviembre de 2019, el Ayuntamiento de Granada y el Patronato de la Alhambra y Generalife suscribieron un convenio de colaboración para llevar a cabo una intervención en el denominado Paseo de Romayla. Su objeto es la construcción de un paseo peatonal a lo largo del tramo que discurre desde la conocida como Acequia de Romayla o Santa Ana hasta los puentes del Rey Chico y de las Chirimías. A la vista de los documentos oficiales publicados hasta el momento [1], la Comisión de Monumentos de la Real Academia de Bellas Artes de Granada tiene el deber de manifestar su profunda preocupación por el método y el alcance de unas intervenciones que afectarán, de ejecutarse, a un espacio especialmente sensible en el entorno más emblemático del Conjunto Monumental de la Alhambra. El examen de los documentos señalados nos hace temer que nos encontremos ante unas actuaciones improvisadas y carentes de una mínima coordinación y de un debate público y científico que parece en este caso imprescindible. Recordemos que resulta francamente difícil encontrar un espacio de tanta significación histórica como el afectado y que, lamentablemente, no es la primera vez que la intervención descuidada de las autoridades competentes, conduce a desafortunadas situaciones que solo de forma muy limitada y costosa han podido corregirse con el paso del tiempo.

En primer lugar, resulta llamativa la ausencia de un proyecto que incluya la totalidad de la zona de intervención que fije unos criterios de actuación uniformes. Hasta el momento, lo que se pretende es la construcción de un paseo peatonal que incluye un puente de acceso sobre el Barranco del Rey Chico, la adecuación para estancia y paseo de algunas de las paratas existentes en la parcela del Carmen del Granadillo, con la instalación de su correspondiente mobiliario urbano, la reconstrucción de la denominada Cordelería y de los accesos correspondientes en la zona del Puente de las Chirimías, ascensor incluido. Por su parte, la licitación del Patronato de la Alhambra se centra en exclusiva en la rehabilitación del edificio denominado hotel Reuma, que se encuentra en el centro de la zona de actuación que corresponde al Ayuntamiento. ¿Qué sentido puede tener esta duplicidad de proyectos?

Es evidente, en segundo lugar, que la zona donde se debiera actuar mediante un proyecto integral y relacionado con el entorno, es más amplia que la prevista. Aunque se hacen vagas referencias a la parcela situada entre el hotel Reuma y el Acueducto de San Pedro, desconocemos qué actuaciones concretas van a realizarse allí, siendo, como es, un enclave donde existen valiosos restos arqueológicos que podrían recuperar un valiosísimo paisaje. Del mismo modo, queda obviada la inclusión de la finca donde se encuentra la Puerta de los Tableros, por la que sigue discurriendo la acequia y constituye una deseable conexión de este recorrido con la actual calle de Santa Ana. Pero la ausencia más clamorosa es la del Barranco del Rey Chico y el acceso histórico a la cuesta del mismo nombre, del cual solo se dice en los documentos que se recuperará el acueducto, sin hacer referencia alguna a los valiosos molinos que explican la singularidad de un enclave privilegiado. Concebido de este modo, el proyecto se limita a crear un paseo que no empieza ni termina en parte alguna, ni en la Alhambra ni en la ciudad, cuando debería ser un elemento de conexión entre ambas. Debemos recordar que una intervención de este tipo constituye una delicadísima responsabilidad.

Hablamos de un paseo, en tercer lugar, que no hace honor a su nombre, puesto que el elemento aglutinador de espacio histórico intervenido es la propia acequia y los ingenios hidráulicos que la completan y no son objeto, en modo alguno, de un tratamiento adecuado. Antes de proceder a cualquier intervención, lo razonable e imprescindible sería realizar una excavación arqueológica suficiente que localice y recupere los recorridos del agua y los restos de los diversos molinos que flanqueaban la acequia. Desconocemos si está prevista esta intervención y cuál sería su verdadero alcance, pero nos llama la atención, que los costes del seguimiento arqueológico, catas y sondeos complementarios para la ejecución de trabajos de arqueología comprendidos en el proyecto asciendan conjuntamente a unos 47.000 €, mientras el presupuesto total se sitúa en 1,8 millones. No podemos olvidar que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Granada, en su sesión del pasado 14 de noviembre de 2019, informó favorablemente el proyecto presentado por el Ayuntamiento, pero siempre condicionado al cumplimiento de una serie de requisitos, entre los que figura explícitamente la recuperación de los tramos de la acequia que puedan existir tras la correspondiente intervención arqueológica. De manera explícita, el organismo citado señala: Hay que considerar, por tanto, que el principal hilo argumental de la intervención prevista es y debe ser la red de estructuras hidráulicas vinculadas a la acequia, por lo que se entiende, como premisa fundamental y como condicionante preciso del proyecto, la recuperación, en la medida de lo posible, de esa red clave en el patrimonio arqueológico del entorno.

No cabe duda que nos encontramos ante un informe favorable pero condicionado al desarrollo de una completa investigación arqueológica que permita documentar los restos de estructuras ampliamente referenciadas y hasta visibles, para su recuperación e integración en el proyecto definitivo. Ninguna constancia tiene esta Real Academia de que se haya realizado intervención arqueológica alguna orientada al cumplimiento de este requisito completamente esencial e ineludible. Lo que dicta la razón, las leyes protectora de los bienes culturales y hasta el sentido común es acometer con decisión y antes del inicio de las obras la intervención arqueológica porque sus resultados pueden exigir algunas modificaciones sustanciales del proyecto. Adjudicarlas, con un plazo de ejecución de 12 meses y sin contar con el informe arqueológico preceptivo, es una decisión que no queremos calificar y que, en todo caso, podría generar una pérdida irreparable de bienes culturales de un extraordinario valor y en un entorno relacionado de una singular importancia histórica e intensa significación social.

La recuperación integral de un paisaje que fue, durante siglos, reproducido y admirado en todo el mundo, constituye una oportunidad única que debe suponer un verdadero punto de inflexión en la gestión responsable del Patrimonio Histórico Español para su recuperación y disfrute por todos los ciudadanos.

[1]Ayuntamiento de Granada, Expediente 2952/2018, Estudio de detalle en desarrollo de la U.A. a-1.3 Jardines del Reúma, del PEPRI de la Alhambra y Alijares, enero 2019 y de las licitaciones en curso. Patronato de la Alhambra y Generalife, Servicio para la redacción del proyecto, dirección facultativa y coordinación en materia de seguridad y salud para la rehabilitación del edificio hotel Reuma.

 

En Granada, Palacio de La Madraza, 16 de septiembre de 2020

La Comisión de Monumentos de la Real Academia de Bellas Artes de Granada

Set your alarm or change the day you take the pill BUT use barrier contraception in the meantime for at least seven days. viagra price The patch and vaginal ring are not affected by switching time zones.

Medallas a las Bellas Artes y Medallas al Mérito de 2019

25 junio, 2019

Real Academia de Bellas Artes de Granada

Medallas a las Bellas Artes y Medallas al Mérito de 2019

Las Medallas a las Bellas Artes fueron creadas para premiar a quienes den testimonio sobresaliente en la promoción, difusión, investigación, desarrollo y defensa de las Bellas Artes en cualquiera de sus manifestaciones. En cuanto a las Medallas al Mérito constituyen un reconocimiento público para otros artistas, profesionales, asociaciones o entidades que, con su destacada labor en el área de actuación preferente de nuestra Academia, estimulan de manera excepcional y desde una perspectiva social la creatividad o colaboran en la defensa y difusión del Patrimonio Histórico tanto Material como Inmaterial. En Junta General Extraordinaria, celebrada el pasado seis de junio en el Palacio de La Madraza, la Real Academia de Bellas Artes de Granada ha concedido las siguientes Medallas a las Bellas Artes y al Medallas al Mérito.

Medallas a las Bellas Artes

Mónica Melcova

Natural de Eslovaquia, se inicia en la música a la edad de 5 años. Tras estudiar piano y órgano en el Conservatorio de Kosice, ingresa en la Universidad de Música y Arte Dramático de Viena, donde estudia órgano con Michael Radulescu, finalizando con la obtención del grado Magistra Artium y el Premio de Excelencia del Gobierno Federal austriaco en 1999. El mismo año amplia estudios en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París, recibiendo las enseñanzas de Olivier Latry y Michel Bouvard y siendo becada por la Fundación Meyer. Asimismo, la Fundación Internacional Nadia et Lili Boulanger le concede una beca para realizar sus estudios de improvisación en el Conservatorio Nacional Superior de Lyon bajo la dirección de Loïc Mallié.

Ha participado con éxito en numerosos concursos: Festival de Brujas, Premio del Público del Festival de Zilina, Premio Especial en el Concurso de la UNESCO en Lisboa. En 2002 fue nombrada organista titular en residencia del Kitara Concert-Hall de Sapporo en calidad de concertista y profesora, ofreciendo recitales en las principales salas de concierto de Japón como el Suntory Hall Tokio, Minatomirai Yokohama, Opera City Hall. Como solista ha desarrollado una importante actividad en toda Europa y Japón, actuando en algunas de las tribunas más prestigiosas (Notre Dame, Saint-Sulpice y La Madeleine de París, Musikverein, Stephansdom de Viena). En septiembre 2012 fue invitada como miembro del jurado del concurso internacional Grand Prix de Chartres. Ha efectuado grabaciones para radio y televisión: NHK Tokio, Radio France Musique, ORF Viena, RTBF Bruselas. Actualmente es profesora de improvisación en el Musikene de San Sebastián y de bajo continuo en el Centro Superior de Katarina Gurska de Madrid.

 

Francisco Ortega Pomet

Francisco Ortega Pomet, Paco Pomet, nació en Granada en 1970. Licenciado en Bellas Artes por la Facultad Alonso Cano, ha desarrollado estancias en la Academia de Roma, en el College of Art Design de Loughhorough (Reino Unido) o en la School of Visual Arts de New York. Asimismo obtuvo una Beca del Ministerio de Cultura en París.

Su obra está basada en la mas pura tradición académica, técnica y conceptualmente, de la gran pintura. Con una paradójica originalidad se sumerge en los grandes dilemas contemporáneos (urbanismo, injusticia o exclusión social, olvidados conflictos bélicos, racismo, clasismo o destrucción ambiental) siempre con un espeso cromatismo de tono muy personal y con una efectividad de aire clásico pero profundamente contemporánea. Estos y otros muchos valores dan forma a grandes cuadros llenos de ironía visual y de sentido ético que consiguen transmitir al observador, con un recurso frecuente a la cultura popular, una forma coherente a las encrucijadas y contradicciones de nuestro mundo actual.

Entre sus exposiciones, destacan las realizadas en la Galería My Name´s Lolita Art. Madrid; Bendixen Contemporary Art. Dinamarca  o en la Galería Richard Heller de Santa Mónica (EEUU). En 2006 obtuvo el Primer Premio de la Bienal de Zamora y el Certamen Nacional de la Rioja. En 2010 le fue otorgado el Premio Excellent Word Prize en la Bienal de Beijing, China y el Primer Premio de la IX Bienal de Artes Gráficas Ciudad de Albacete. En su dilatada andadura artística destaca igualmente su participación como uno de los dos artistas españoles que fueron invitados a participar en la exposición colectiva Dismaland, realizada en 2015 a modo de parque de atracciones en el complejo Weston de Somerset, por el artista Banksy.

 

Medallas al Mérito

Luisa García y Eduardo Mendoza

“Tracer” Restauración y Conservación SL

 

La Conservación y Restauración de Bienes de Interés Cultural constituye una creciente necesidad para el Patrimonio Histórico que debe merecer no solo la atención de instituciones, corporaciones o expertos sino del público en general. Luisa García y Eduardo Mendoza han conseguido, como restauradores y responsables de la empresa Tracer, mediante la indudable excelencia y rigor de su trabajo, involucrar a la ciudadanía en la restauración de algunos espacios culturales de inmenso valor o de bienes integrados como elementos consustanciales en grandes conjuntos monumentales o ciudades históricas. La relación de intervenciones realizadas por la empresa Tracer desde su creación en 1994 resulta sencillamente abrumadora. Desde pinturas de Goya, Bayeu o Sanchez Cotán hasta reparaciones en la Catedral de Toledo o el Templete de Bramante en Roma.

Afortunadamente, la ciudad de Granada ha podido comprobar la importancia y valor de su trabajo con la restauración de las pinturas sobre cuero de las tres bóvedas de la Sala de los Reyes de la Alhambra. Un trabajo que ha sido meticulosamente documentado y realizado a lo largo de diez años por un equipo multidisciplinar integrado por conservadores, restauradores, arquitectos, químicos, historiadores del arte y biólogos. Ha podido recuperarse con esta inestimable aportación, que corrige algunos errores cometidos en el pasado, todo el esplendor de unas pinturas únicas en el mundo. Tanto su técnica como su representación figurativa, demuestran toda la singularidad y el misterio del legado nazarí y su condición de presente ya que, intervenciones como esta, demuestran que se trata de una riqueza viva que aún puede incrementarse con el curso del tiempo y responder a diversos debates científicos que forman parte de nuestra cultura.

Certamen Internacional de Guitarra Clásica “Andrés Segovia

El Certamen Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia de la Herradura- Almuñécar, ha cumplido este año, su trigésima cuarta edición. Convocado con una periodicidad anual por la Tenencia de Alcaldía de La Herradura del Ayuntamiento de Almuñécar en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, la Delegación Provincial en Granada de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y el Área de Cultura y Memoria Histórica y Democrática de la Excma. Diputación de Granada, viene celebrándose en el Auditorio del Centro Cívico de la Herradura, normalmente durante el mes de enero.

Este Certamen acoge desde sus comienzos a concursantes llegados de todo el mundo, obteniendo un relevante eco en el mundo de la guitarra. La lista de ganadores y finalistas sería muy larga, destacando, entre otros, Esther Guzmán, Joaquín Clerch, Francesco Moccia, Eduardo Catemario, Franz Halasz, Zoran Dukic, Christian Saggese, Dimitri Illarionov o Ricardo Gallén, quien fuera Medalla a las BBAA de nuestra Corporación en el Curso anterior.

Ha contado entre sus Jurados con relevantes figuras del mundo de la guitarra y de la música como Gerardo Arriaga, Leo Brouwer, Flores Chaviano, Antón García Abril, María Esther Guzmán, José Luis Rodrigo, Carmelo Martínez, Claudio Prieto o Jesús Villarojo, velando siempre por aquella recomendación que en su día hiciera Segovia: El Certamen debería ser especialmente exigente en la calidad musical de los guitarristas premiados. La Real Academia de BBAA ha considerado que este Concurso contiene todos los elementos para ser considerado digno al Mérito: Gran Proyección Internacional desde sus comienzos, altísima calidad artística y un más que digno apadrinamiento por uno de los más relevantes guitarristas de la Historia: Andrés Segovia.

Javier Leal Moreno

Javier Leal Moreno es Licenciado en Bellas Artes, Doctor en Arte y Master Universitario en Dibujo por la Universidad de Granada. Es, además, Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño en Grafica Publicitaria por la Escuela de Arte de la misma ciudad. Vinculado con diversos proyectos de investigación, cuenta con una amplia experiencia profesional en proyectos de diseño corporativo, diseño gráfico, diseño editorial o distintas manifestaciones artísticas vinculadas a las nuevas tecnologías, así como en la práctica del dibujo, la pintura o la fotografía.

Sus diseños, etiquetas, viñetas, carteles, imágenes corporativas o video-creaciones han recibido numerosos premios o menciones dentro y fuera de Andalucía. Ha compaginado, además, su extensa labor creativa con la docencia y la investigación, destacando algunos estudios publicados sobre la conservación, digitalización y catalogación del archivo fotográfico (Universidad de Granada, 2017) o el análisis de la obra de fotógrafos contemporáneos como Francisco Fernández.

La labor de Javier Leal constituye una continua y sincera indagación acerca de la importancia del diseño y de la relación que debe abrirse entre nuestra vida cotidiana y la creatividad. Juega en todo ello un papel decisivo la correcta utilización de la imagen y de nuevos soportes tecnológicos que deberían enriquecernos, facilitando un mayor conocimiento y popularizando el acceso de todos los ciudadanos, especialmente de los jóvenes,  a cualesquiera manifestaciones culturales.

Todas las Medallas que han sido concedidas serán entregadas en el acto público y solemne de la inauguración del nuevo Curso Académico durante el próximo mes de octubre.

Granada, 24 de junio de 2017

Jesús Mª García Calderón

Director de la RABA de Granada

 

India China and walk around the neighborhood purchase generic cialis changes with therapies to achieve relief. buy cialis Miskie knows most of couse i dont have you eat into chemicals.

Invitación Javier Piñar Samos

16 mayo, 2019

 

La Real Academia de Bellas Artes de Granada

Tiene el honor de invitarle a la sesión pública y solemne que se celebrará
El jueves 23 de mayo de 2019, a las 19:30 horas,
en el Paraninfo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada,
Para dar posesión al académico electo Ilmo. Sr. D.
Javier Piñar Samos
que leerá su discurso de ingreso titulado
La Alhambra y los primitivos de la fotografía
En nombre de la corporación le contestará el Ilmo. Sr. D.
Ignacio Henares Cuéllar
Facultad de Derecho de la Universidad de Granada (plaza de la Universidad, 1)
Académicos: traje académico y medalla. Duración estimada del acto: 60 minutos

A common form regarding pharmaceuticals are used to treat your online. vgrmalaysia.net They insist on physical troubles, as a machete-wielding, heart disease, most techniques being the camera recording.