‘Comunicados’

9 abril, 2019

Nota sobre la elección como Académico de Número del doctor don

Juan Ruiz Jiménez

En Junta General Extraordinaria celebrada el pasado jueves 4 de abril en el Palacio de La Madraza, el pleno de la Real Academia de Bellas Artes de Granada ha elegido a don Juan Ruiz Jiménez para ocupar la Medalla n° 35, vacante de la Sección de Música, con el perfil de musicólogo investigador.

Juan Ruiz Jiménez (Yecla, 1961) es Doctor en Historia del Arte – Musicología por la Universidad de Granada (1995), con una tesis titulada La Colegiata del Salvador en el contexto musical de Granada.  Sus investigaciones se centran principalmente en música sacra e instrumental española desde finales de la Edad Media al primer Barroco. Entre sus publicaciones destacan La Organería en la Diócesis de Granada 1492-1625 (1995) y La Librería de Canto de Órgano: Creación y pervivencia del repertorio del Renacimiento en la catedral de Sevilla (2007).

Desarrolla sus investigaciones principalmente en las ciudades de Granada y Sevilla, con estancias en las universidades de Cambridge, Utrecht y Melbourne. Ha impartido cursos y seminarios en centros españoles (Universidades Complutense y Autónoma de Madrid, Universidad Menéndez Pelayo, Universidad Internacional de Andalucía, Cursos Internacionales Manuel de Falla) y extranjeros (Universidad de Columbia en Nueva York, Universidad de Nottingham, Escuela Superior de Música de Weimar y Universidad de Jena en Alemania, Facultad de Arte de la Universidad Nacional de Colombia). Asimismo ha participado en diversos grupos de investigación en España, Portugal, Australia y Argentina.  Su labor profesional cuenta con un marcado perfil internacional, con publicaciones en prestigiosas revistas de musicología y una continua participación en algunos de los congresos más importantes de la especialidad.

Esta Corporación quiere recordar su trabajo sobre los Paisajes Sonoros Históricos [http://www.historicalsoundscapes.com/] así como la creación de una plataforma digital con el mapa sonoro de las ciudades de Granada y Sevilla desde el año 1200 hasta 1800. Este proyecto cuenta con más de 900 eventos musicales registrados y documentados hasta la fecha.

El nuevo Académico compagina su labor investigadora con la docencia como Catedrático de Música en el I. E. S. Generalife de Granada desde 1985.

 

En Granada, Palacio de La Madraza, ocho de abril de 2019

La Real Academia de Bellas Artes de Granada

Jesús Mª García Calderón

Director

GRANADA Y EL HÁBITO DE DESTRUIR

1 abril, 2019

Nota sobre la elección como Académico de Número del doctor don CARLOS CANO PIEDRA

20 marzo, 2019

Real Academia de Bellas Artes de Granada

Nota sobre la elección como Académico de Número del doctor don

Carlos Cano Piedra

En su sesión plenaria celebrada el pasado 7 de marzo de 2019 resultó elegido Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de Granada don Carlos Cano Piedra. Con esta elección se cubre vacante en la Sección de Escultura (Medalla nº 40) incorporando la investigación y el estudio de la cerámica, tan vinculada a la evolución social y artística de nuestra ciudad y de la Comunidad Autónoma de Andalucía. El Académico electo nació en Jaén en 1953 y estudió en las universidades de Granada y de Sevilla, donde obtuvo la Licenciatura en Historia del Arte. En 1978 obtuvo la cátedra de Historia del Arte y de la Cerámica para la Escuela Oficial de Cerámica de Madrid. En 1982 se incorporó al claustro de la Escuela de Artes y Oficios de Granada, ejerciendo la docencia durante más de treinta años y ocupando ininterrumpidamente la Jefatura del Departamento de Historia del Arte.

A mediados de los años ochenta obtiene la Licenciatura en Historia Antigua y comienza a preparar su tesis doctoral -defendida en 1992- sobra Cerámica verde-manganeso andalusí, al tiempo que publica algunos artículos sobre la cerámica califal de Medina Elvira y ofrece cursos y conferencias sobre alfarería medieval. Durante siete años ejerció funciones como Director de la Escuela de Arte de Granada. Con la publicación de su tesis obtuvo el Premio Joaquín Guichot a la Investigación Educativa. Una vez abandona la dirección del centro, obtiene la Licenciatura en Bellas Artes y participa en investigaciones de la Universidad de Granada, siempre como especialista en cerámica arqueológica. En 2004 y en la colección Los libros de la Estrella, publica junto a José Luis Garzón Cardenete el libro La cerámica en Granada, integrándose en un ambicioso proyecto de investigación sobre la loza decorada de Úbeda durante el siglo XVII.

En la actualidad, cumplida su extensa labor docente, continua investigando con una especial vinculación con el Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad. Entre sus últimos trabajos destaca la aparición en 2017 de sus Apuntes para una Historia de la Cerámica Decorada, extenso compendio de la historia universal de la cerámica, con clara vocación de manual para especialistas y estudiantes. En fechas próximas, verá la luz el primer volumen dedicado a la cerámica pintada de Úbeda (en colaboración con nuestro recordado compañero Cayetano Aníbal y con José Luis Garzón) publicado por la Universidad de Jaén. Colaborador de la Fundación Fajalauza, pertenece a la Asociación de Ceramistas de Granada, al tiempo que cultiva el dibujo, con varias exposiciones recientes.

En Granada, Palacio de La Madraza, 19 de marzo de 2019

La Real Academia de Bellas Artes de Granada

Jesús Mª García Calderón

Director

Concesión Medalla de Honor a Rafael Manzano

26 febrero, 2019

Real Academia de Bellas Artes de Granada

Concesión de la Medalla de Honor al arquitecto Rafael Manzano Martos

En sesión celebrada el pasado siete de febrero, el Pleno de la Real Academia de Bellas Artes de Granada ha concedido la Medalla de Honor al Excmo. Sr. don Rafael Manzano Martos. Nacido en Cádiz en 1936, vivió su infancia y adolescencia en Jerez de la Frontera. Cursó estudios en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, alcanzando el título de Arquitecto en 1961 y el grado de Doctor dos años más tarde. La figura de Rafael Manzano aparece relacionada habitualmente con otros grandes nombres de la arquitectura española, la restauración monumental, la historia del arte o la arqueología, nombres en ocasiones muy vinculados con Granada, como sus maestros Leopoldo Torres Balbás, Manuel Gómez Moreno y Fernando Chueca Goitia. Con todo ellos trabajó infatigablemente y estableció un intenso vínculo intelectual para la comprensión del destino que deben tener los grandes conjuntos monumentales y su entorno histórico.

Catedrático de Historia General del Arte, fue Director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla entre 1974 y 1978. Desde 1970 y hasta 1991, fue Director-Conservador de los Reales Alcázares de Sevilla, tras la muerte de su antecesor, Joaquín Romero Murube, con quien había colaborado allí en magistrales trabajos de restauración que han ido cobrando una singular importancia con el paso del tiempo. Desde 1971 y hasta el año 1981 presidió la Comisión de Obras del Real Patronato de la Alhambra y Generalife, asesorando en la realización de diversos trabajos que merecieron el Premio Shiller de Restauración de Monumentos en el año 1980. Sus trabajos más relevantes en el campo de la arqueología, son los realizados sobre la ciudad califal de Medina Azahara, en Córdoba, donde igualmente ejerció el cargo de Director-Conservador desde 1975 hasta 1985.

Sus continuos estudios e intervenciones para la restauración y consolidación de monumentos y espacios históricos, tanto en España como en el extranjero, han ejercido una notable influencia en la Arquitectura española y resultan imprescindibles para conocer el devenir de la restauración en España durante el último siglo. Es miembro de número de diversas instituciones académicas entre las que destacan la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Real Academia de la Historia o la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. En 1972 le fue concedida la Medalla de las Bellas Artes y es Comendador con Placa de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio desde 1967. Fue nombrado Hijo Predilecto de Cádiz en 2011 y en 2015 le fue concedida la Medalla de Honor del Instituto de Academias de Andalucía.

En 2010 fue el primer arquitecto español en recibir el Premio Driehaus de Arquitectura Clásica. Con motivo de su entrega y al conocer con más detalle la calidad de su extenso trabajo, el mecenas norteamericano Richard H. Driehaus anunció la creación en España de un nuevo galardón con su nombre, destinado a la defensa del patrimonio y de las tradiciones arquitectónicas españolas: El Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional que viene desarrollando desde el año 2003 una labor brillante e impagable, en colaboración con diversas entidades internacionales de gran prestigio, todas ellas seriamente comprometidas en la defensa y recuperación del Patrimonio Histórico y los Bienes Culturales, incluida su vertiente inmaterial a través de la documentada recuperación de oficios vinculados con la construcción y el urbanismo. ​

En la misma sesión y en atención a su trayectoria artística, compromiso con las Bellas Artes y el Patrimonio Histórico y a sus numerosos méritos, en el mismo Pleno fueron nombrados Académicos Correspondientes los pintores Francisco Molinero Ayala (Madrid) y José Antonio García Amézcua (Guadix); así como el escritor Amos García Orozco (Almería).

En Granada, Palacio de La Madraza, 25 de febrero de 2019

La Real Academia de Bellas Artes de Granada

Jesús Mª García Calderón

Director